La eficiencia energética en la Administración: desde la formación a la aplicación práctica

El ahorro energético es algo que nos alcanza a todos, porque a todos nos afecta por igual. Es por eso por lo que desde la Administración se impulsan con fuerza las actuaciones relativas a la mayor efectividad de los aparatos eléctricos y al menor consumo energético.

Por eso es por lo que periódicamente tienen lugar actividades de difusión de la cultura del ahorro, como las que impulsa la Amtega a través del Centro Demostrador TIC.

Formación en eficiencia energética

Se trata de jornadas sobre el ahorro de costes energéticos a través de las TIC como la que tuvo lugar el pasado 6 de junio  sobre “Reducción de costes mediante la implantación de sistemas de gestión energética”. A través de esta jornada mostraban la solución de alojamiento de pago por uso basado en un entorno Cloud para la gestión energética de las instalaciones del cliente.

Eficiencia energética en el CPDI. A la vanguardia tecnológica

Las jornadas de sensibilización con la eficiencia energética son interesantes, pero quedarían en nada si no se “predica con el ejemplo” y se asume la aplicación práctica desde la Administración pública.

Aunque ya hemos hablado del CPDI en otras ocasiones, esta semana que hablamos de la eficiencia energética queremos contaros de primera mano cómo se maximiza el ahorro en el cerebro de la Administración gallega. El consumo energético de estos equipos, ya de por sí elevados, deja de ser tan elevado por el simple hecho de aglutinar en una misma ubicación todos los CPD que tenía la Xunta. Además de esta medida de ahorro, la eficiencia energética se consigue a través de varias líneas de acción:

Cierre de los pasillos de aire

La distribución de los equipos se orienta para generar pasillos de aire frío y pasillos de aire caliente. De lo que se trata es de cerrar los pasillos de aire frío y concentrar todo el frío a la entrada de los ventiladores de los servidores, logrando un ahorro energético de entre el 10 y el 12% en la factura energética. ¿Cómo es posible esto? Pues porque los equipos de climatización, pese a lo que pueda parecer, funcionan de manera más eficiente cuanto mayor sea la diferencia entre la temperatura del aire caliente que recogen y la del aire frío que impulsan. Confinar el aire frío del CPD hace que no se mezcle con el caliente, y así no se precisa de un sobreesfuerzo de refrigeración y las máquinas refrigeradoras funcionan de una manera óptima.

Temperatura

Habitualmente, los equipos alojados en un CPD suelen trabajar  a una temperatura ambiente de unos 18-20º, pero dado que las nuevas máquinas vienen preparadas para trabajar a pleno rendimiento a temperaturas de incluso 27º centígrados, se puede mantener una temperatura más alta, de entre 23 y 24 grados (casi 5 grados más que antes), que pemite mantener una diferencia de seguridad con respeto a la máxima temperatura y, al tiempo, toda la sala requiere de un menor esfuerzo en refrigeración, con lo cual el consumo energético se ve reducido.

Free Cooling

Con este término nos referimos a la “enfriadora”, que posee una característica única: coge el aire exterior cuando su temperatura es 2º centígrados inferior al del agua de retorno de los equipos de climatización para aprovecharlo en la refrigeración interior de los aparatos. ¿En qué se traduce este ahorro? Cuando la temperatura exterior es la adecuada, las máquinas de refrigeración no precisan trabajar tantas horas. Esta medida supone un ahorro de entre un 7 y un 15% en la factura energética.

Redundancia

Todo está redundado. En lo tocante al sistema de refrigeración, existen dos motores independientes en la enfriadora propia del CPDI. En cualquier caso, para dotar de mayor redundancia al CPDI está prevista la conexión con la central de frío de la Ciudad de la Cultura, lo que permitirá también aumentar la eficiencia energética de todo el complejo, consiguiendo una mayor utilización de la central de frío, lo cual hará que trabaje en un punto de mayor eficiencia ya que tendrá que arrancar muchas menos veces (y el mayor consumo se produce en el arranque).
Pero también mejorará la eficiencia energética del propio CPDI, ya que esta central de frío trabaja con torres de evaporación de agua y absorción de calor de las mismas que tienen un rendimiento muy elevado.

La Ciudad de la Cultura, además, es el entorno óptimo para albergar el CPDI, ya que el nivel de redundancia eléctrica es muy elevado. Al Gaiás llegan dos subestaciones eléctricas (en caso de que falle una, abastece de energía la otra), y en el hipotético caso de que fallaran las dos subestaciones (algo que nunca ha ocurrido), saltarían los equipos de emergencia, permaneciendo el tiempo suficiente para que se conecte un grupo electrógeno con capacidad para funcionar con un mismo depósito de combustible durante 24 horas, sin prejuicio de que se rellene durante ese período de tiempo. Desde luego, el CPDI de la Xunta está, por lo menos, a la altura de otros CPD de grandes compañías privadas.Para la elaboración de esta información Xente Dixital contó con la colaboración de Adrián Lence, director del área de Infraestructuras y Telecomunicaciones de la Amtega, quien nos reveló cómo se consigue en un gigante informático como es el CPDI un ahorro estimado de incluso el 27% (¡¡¡una cuarta parte!!!) de la factura energética del consumo de los centros de proceso de datos de la Xunta de Galicia.

Como veis, en términos de eficiencia energética todo está milimétricamente diseñado para que los servicios prestados, al final, nos salgan más económicos a todos los gallegos y gallegas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal se le informa que los datos personales que facilite en este formulario quedarán registrados en un fichero de titularidad de la Xunta de Galicia, cuya finalidad es la gestión y registro de este procedimiento. La persona interesada podrá ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición ante lopd@xunta.es.